Seguidores

lunes, 11 de mayo de 2015

A Kasioles, cuando una mamá te abraza desde lejos.

La tristeza y lo dulce siempre se complementan.
En eso pensé el día de las madres saboreando mi quinta o sexta cucharada de dulce de leche mientras hacía un pastel.




Yo quería imaginarme tu carita,
 entonces,
 cerré los ojos y te vi...sos redondita.
Batías margaritas y camelias picadas ¡bien finitas!
 en un enorme bol color manteca.
 Le agregabas violetas, tres suspiros, miel pura,
quinientos gramos de ternura
y una docena de pétalos de rosas.
aderezaste con un puñado de preciosas mariposas
 y un revuelo de abejas zumbando en las ventanas
acudían presurosas a verte cocinando tan ufana.
Una mamá prestada por un rato...
¡Eso si es un regalo!
Una bella mamá cantando mientras trajina.
Una buena mamá, la leche con cacao, olor a mandarinas.
Yo quiero desatarte los delantales
y me corras a risas entre las sillas de la cocina.
Amor sabor a hierbabuena,  a té de fresa y menta.
Y si uno se lamenta  lluevan  caricias
como harinas cernidas en la cabeza.
Rezongos amasados con mazapanes
panes cerca del horno creciendo suaves
aromas de los tilos y yerbaluisas
¡Con forma de sonrisa quiero mi torta de cumpleaños!
Y a la noche me arropes...
Yo quiero amanecer  y sentir tus manos
trenzandome los sueños con cintas verdes
y  tintas de colores manchándome los dedos niños y torpes
cuando te hago poesía,
mamita mía.


Gracias querida Kasioles, al fin pude escribir un poema el día de las madres. Te quiero mucho. Hoy estás en el aire limpísimo de la mañana que me llena la boca del aire fresco. Y eso que me hiciste llorar carajo!!

jueves, 30 de abril de 2015



Abracadabra!! Que todos los días
necesito de magia para seguir con vida.
Saco de mi sombrero una palabra
y ¡Voil'a! Sale siempre encendida.
Viene de fuego secando los tinteros
y entrevera los odios y te quieros
para que nadie note si es verdad o si es falsa.
Que toda farsa tiene algo de sincero.
Ah motor que me impulsa a volver!
Sea aguijón o mordida de perro
hay algo de placer en el dolor
La traición duele menos que el amor,
uno no desespera por quererla besar.



miércoles, 22 de abril de 2015

Me calienta!


 Ya dejensé de joder con los desocupados del mundo que siguen pagando Internet, el móvil y sufren por no poder cambiar este año el coche!
Todo bien, Valga el estrés y la tremenda angustia de no poder mantener el estatus pero no estén dando pena y cortándose las venas con una galletita de agua frente a la verdadera miseria.
¿O acaso piensan que porque aportan para la jubilación tienen más derecho que un africano?
Deberían tan solo por un día caminar kilómetros por un poco de agua sucia que beber, no tener una vivienda digna ni no digna, no saber lo que es un medicamento, no entender lo que es el hartazgo de comer, ver caer a los tuyos como moscas sin tener fuerzas para poner una señal que diga, existió, una vez fue, un padre, una madre, un hijo.
Entonces, y luego de haber tenido esa experiencia, saldrían a la calle y si que tendrían una gran sonrisa y ganas de hacer algo que no sea quejarse todo el tiempo. Que los políticos siempre han sido unos hijos de puta ¿De que mierda se sorprenden?
Porqué es tan difícil de entender que me sienta conforme, que me guste vivir y no esté todo el día pensando en la muerte?
A mi lo que me sorprende es que continúen opinando con el culo pegado en una silla y pretendan que me sienta mal si estoy feliz.
Estoy feliz carajo!!




Porque ¿Cuanto morbo se necesita para que agradezcas lo que tenés y salgas a repartir un poco?

martes, 21 de abril de 2015

Mis raíces.



Noviembre no ha sido siempre caluroso, fue en ese mes que llegó mi tía Camila de España y hacía frío. Lo recuerdo bien porque rompí la escarcha que había sobre el plato de agua del gato y ésta se esparció por el pasillo justo en el momento en que ella llegó a la casa. Abuela abrió la puerta y la recién adquirida tía paso a mi lado como con patines y Pormiculpa, pormiculpa, pormigrandísima culpa me hice de humo que Minga! me iban a convencer de pedir disculpas  a esa estirada española que venía a ocupar mi cuarto. A la hora del almuerzo volví como si nada y me senté lo más alejada posible de mi abuela que con sus ojos me fulminaba.
Era un día de fiesta y la mesa estaba de gala. Pocas veces se sacaban los manteles, regalos usados de una patrona "buena" en donde mi abuela fue lavandera. Los platos eran preciosas fuentes decoradas y el puchero estaba tan delicioso que por un momento, me alegró su llegada.
Comía con delicadeza mientras conversaba, varias veces la vi tomar la mano del abuelo y apretarla. Abuelo estaba mudo, los ojos le brillaban. Había una sensación extraña y si yo no hubiese sido tan atropellada hubiese entendido la emoción que flotaba sobre esos dos hermanos separados casi cuarenta años. La tarde se pasó entre tés y pasteles, entre risas y llantos y a la noche encendieron la estufa y continuaron hablando. Yo me dormí esperando el beso de mi abuelo que me olvidó por ese día, solo por ese día. Te perdoné enseguida.


martes, 7 de abril de 2015

Para MuCha que me hace sentir que sigo siendo joven y mujer.

Que venga a mi el olvido cada noche
y amarte siempre a vos, desconocido.
Malicias de varón, vaivén de copa
como vino añejado me provocas.
Cadencia de laguna que la brisa
eriza mis orillas mientras tiembla una luna.
Tiene sabor a miel tu boca
y en la piel hay espuma
hay un golpe de olas que revientan
y una explosión de sal
que perdura apenas un instante.
Suficiente para ser delirante, par de Dioses
reinando dos segundos, universos distantes.
Dos segundos felices para siempre.
No me quiero perder en la cordura
ni quiero serte fiel, quiero ser de agonía
morir y volverme a morir entre tus brazos
cada día que te encuentre.
Si, es mejor que te vayas.

martes, 24 de marzo de 2015

Vagalume...



Yo llegué de la escuela y mi abuela me dijo quedito,
-Chito- que en "nosotros"significa silencio y entré despacito.
Mi abuelo se hamacaba en una silla, la mirada en la nada.
La frente era cruzada por un surco que nunca le había visto, los brazos le colgaban, parecía distinto.
Estuvimos los tres, no recuerdo cuanto tiempo callados.
De pronto, se incendiaron sus ojos y en dos pasos,
se salió de la casa.
Ella con voz entrecortada me lo dijo;
-Hoy no alcanzó la paga y en dos días, habremos de entregarla-
Era noche y me asomé a la puerta, vi sus huellas marcadas y me fui sobre ellas estirando mis pequeñas piernas en su enorme zancada.
Yo sabía donde estaba, donde iba cuando estaba triste, cuando hablaba demasiado de España, cuando ya no podía con la azada.
Y me senté a su lado, el se pasó la boina por los ojos y levantando el brazo, me señaló un enjambre de luciérnagas.
"Vagalume" me dijo, nunca te las podrán sacar, por más que tengan ganas.



miércoles, 18 de marzo de 2015

Colgando los guantes...



Anoche mi adolescente hijo se quiso rebelar.
Estábamos discutiendo sobre mi total ignorancia al permitirle que se apuntara en un Club de Kick Boxing durante las vacaciones de verano (cosa que hago todos los veranos, apuntarlo a un curso de "como hacer pajaritos de papel" si no hay más nada que hacer para que no me arruine el verano a mi) Resultó que al niño le ha fascinado el deporte en cuestión porque de disciplina no tiene nada y anda tres veces a la semana a golpes de puño entreverado con patadas con sus compañeros.
Claro, boba de mi, no me esperé la noticia de una competencia fuera de aquí, con extraños que le pueden abollar el cerebro o quebrarle una costilla.
La cuestión es que luego de dialogar efusivamente tratando de hacerle entender que "no va máaaaaassss" y en todos los tonos de voz porque por momentos se me puso sordo y terco, le señalé el patio trasero y lo terminé de convencer diciéndole:
"Bien, yo te doy dos cachetazos bien dados y dos patadas en las costillas y si no lloras te dejo participar"
Por supuesto que ni siquiera salió. Mas tarde entré a Internet a buscar alguna imagen para dejarle como reconciliación, encontré este mensaje  y no me pude resistir, un directo a la mandíbula.


Ahí se los dejo, yo he llorado de risa, el no, jajjajajjajaaaaaaaaa